top of page
Buscar
  • Alma IPS

CANNABIS Y ESQUIZOFRENIA

Los hombres jóvenes con trastorno por consumo de cannabis (marihuana) tienen una mayor probabilidad de desarrollar esquizofrenia, según un estudio dirigido por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca) y el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por su sigla en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud. El estudio, publicado en Psychological Medicine (en inglés), analizó datos detallados de historiales médicos a lo largo de cinco décadas y que representaban a más de seis millones de personas en Dinamarca para evaluar la fracción de casos de esquizofrenia que podrían ser atribuidos al trastorno por consumo de cannabis a nivel poblacional.

Los investigadores encontraron evidencia contundente de una asociación entre el trastorno por consumo de cannabis y la esquizofrenia entre hombres y mujeres, aunque la asociación fue mucho más fuerte entre los hombres jóvenes. Utilizando modelos estadísticos, los autores del estudio estimaron que hasta un 30% de los casos de esquizofrenia entre hombres de 21 a 30 años podrían haberse evitado si se hubiese impedido el trastorno por consumo de cannabis.

El trastorno por consumo de cannabis (en inglés) y la esquizofrenia (en inglés) son trastornos mentales graves, pero tratables, que pueden afectar gravemente a la vida de las personas. El trastorno por consumo de cannabis es una enfermedad mental grave que afecta a la forma en que una persona piensa, siente y se comporta. Las personas con trastorno por consumo de cannabis son incapaces de dejar de consumirlo a pesar de que les cause consecuencias negativas en su vida. La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta a la forma de pensar, sentir y comportarse de una persona. Las personas con esquizofrenia pueden parecer que han perdido el contacto con la realidad y los síntomas de la esquizofrenia pueden dificultar la participación en las actividades diarias habituales. Sin embargo, existen tratamientos eficaces tanto para el trastorno por consumo de cannabis como para la esquizofrenia.

"La combinación de trastornos por consumo de sustancias y enfermedades mentales es un problema importante de salud pública, que requiere medidas urgentes y apoyo para las personas que lo necesitan", dijo la directora del NIDA y coautora del estudio, Nora Volkow, M.D. "A medida que el acceso a productos potentes de cannabis continúa expandiéndose, es crucial que también ampliemos la prevención, la detección y el tratamiento para las personas que pueden experimentar trastornos mentales asociados con el consumo de cannabis. Los descubrimientos de este estudio son un paso en esa dirección y pueden ayudar a fundamentar las decisiones que los proveedores de cuidados de salud pueden tomar al atender a los pacientes, así como las decisiones que los individuos pueden tomar sobre su propio consumo de cannabis."

Estudios previos indican que las tasas de consumo diario o casi diario de cannabis, el trastorno por consumo de cannabis y los nuevos diagnósticos de esquizofrenia son mayores entre los hombres que entre las mujeres, y que el consumo a una edad temprana y frecuente de cannabis se asocia con una mayor probabilidad de desarrollar esquizofrenia. Sin embargo, existen pocos estudios que hayan examinado las diferencias en la relación entre el trastorno por consumo de cannabis y la esquizofrenia en distintos grupos de sexo y edad a nivel poblacional.

Para abordar esta brecha en la investigación, los investigadores analizaron datos de registros de salud a nivel nacional en Dinamarca, que incluían datos de historiales médicos de más de 6,9 millones de personas que tenían entre 16 y 49 años durante los años 1972 a 2021. Utilizando estos datos longitudinales representativos a nivel nacional, los investigadores estudiaron cómo variaban las asociaciones entre el trastorno por consumo de cannabis y la esquizofrenia según los distintos grupos de sexo y edad, y cómo cambiaban estas diferencias a lo largo del tiempo.

Aunque existen muchos factores de riesgo asociados a la esquizofrenia, en este estudio los investigadores trataron de estimar la proporción de todos los casos de esquizofrenia que pueden atribuirse al trastorno por consumo de cannabis específicamente, en función del sexo y de los grupos de edad a nivel de población. El equipo del estudio estimó que el 15% de los casos de esquizofrenia entre los hombres de 16 a 49 años podrían haberse evitado en 2021 con la prevención del trastorno por consumo de cannabis, en contraste con el 4% entre las mujeres de 16 a 49 años. En el caso de los hombres jóvenes de entre 21 y 30 años, estimaron que la proporción de casos evitables de esquizofrenia relacionados con el trastorno por consumo de cannabis puede llegar al 30%. Los autores destacan que el trastorno por consumo de cannabis parece ser un factor de riesgo importante y modificable de la esquizofrenia a nivel poblacional, sobre todo entre los hombres jóvenes.

Este estudio también contribuye a las pruebas existentes (en inglés) que sugieren que la proporción de nuevos casos de esquizofrenia que pueden ser atribuidos al trastorno por consumo de cannabis ha aumentado de forma constante en las últimas cinco décadas. Los autores destacan que es probable que este aumento esté relacionado con la mayor potencia del cannabis y el aumento de la prevalencia del trastorno por consumo de cannabis diagnosticado a lo largo del tiempo.

"El aumento de la legalización del cannabis a lo largo de las últimas décadas ha hecho que se convierta en una de las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo, y al mismo tiempo ha reducido la percepción pública sobre el daño que puede causar. Este estudio se suma a nuestra comprensión creciente de que el consumo de cannabis puede tener efectos dañinos y de que los riesgos no se fijan en un momento específico", afirmó el doctor Carsten Hjorthøj, autor principal del estudio y profesor asociado de los Servicios de Salud Mental de la Región Capital de Dinamarca y de la Universidad de Copenhague.

Los autores destacan que se necesitan más investigaciones para examinar las posibles diferencias en la potencia y la frecuencia del consumo de cannabis entre hombres y mujeres jóvenes, y también para examinar los mecanismos que subyacen a la mayor vulnerabilidad de los hombres jóvenes a los efectos del cannabis en la esquizofrenia. La asociación de la potencia del cannabis con el trastorno por consumo de cannabis y la psicosis (en inglés) puede ayudar a fundamentar las directrices de salud pública; las políticas sobre la venta y el acceso al cannabis; y los esfuerzos para prevenir, detectar y tratar eficazmente el trastorno por consumo de cannabis y la esquizofrenia.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page